jueves, 1 de diciembre de 2011

Justicia para Jyri Jaakkola

UN ENCUENTRO DE SOLIDARIDAD Y LUCHA POR JUSTICIA

El martes 29 de noviembre, gracias a la intermediación de los compañeros de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH), la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos sostuvo una cordial reunión con los familiares de Jyri Jaakkola, joven de origen finlandés asesinado el 27 de abril de 2010 junto con la Defensora de Derechos Humanos, Bety Cariño, en las afueras de San Juan Copala en el Estado de Oaxaca.

La reunión tuvo la intención de poder conocer con mayor profundidad el caso de Jyri y cómo su familia ha iniciado una lucha incansable porque se esclarezcan los hechos y se castigue a los culpables del asesinato de Jyri y Bety Cariño, pero al mismo tiempo, nos externaron la tristeza que ellos sienten como ciudadanos de otros países al ver como una ancestral comunidad indígena, como lo es el pueblo triqui, se encuentra atrapada en un conflicto político donde la violencia se ha hecho presente cobrando la vida de varias personas y que ha dividido a su población, cumpliendo con una estrategia de Estado de fragmentar la lucha y resistencia del pueblo triqui.

Asimismo, nosotros les expusimos la situación que impera en el caso del asesinato de nuestros hijos Fernando, Verónica, Soren y Juan y de la injusticia que padece Lucía Morett al ser perseguida injustamente, buscando criminalizar a las víctimas y donde el gobierno de nuestro país ha asumido una posición sumisa en la defensa de Lucía y en la exigencia de justicia para nuestros hijos, a lo que se suma la falta de voluntad por esclarecer los hechos donde Jyri perdió la vida.

Familiares de Jyri Jaakkola, miembros de la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos e integrantes de la LIMEDDH en la reunión

Esta reunión tuvo un amplio sentido de solidaridad y entendimiento mutuo, ya que todos nosotros sabemos lo que es perder a un hijo, un hermano, un familiar, un amigo, a una pareja, la muerte de un ser querido es uno de los más fuertes dolores para un ser humano, pero aún más, cuando está ocurre como resultado de la violencia que imponen los Estados más retrogradas en el mundo que buscan destruir los caminos de libertad que construyen los pueblos en busca de una vida más digna y justa.

En una noche de clima frío, pero de gran calidez humana, las familias intercambiaron experiencias de lucha, de cómo han afrontado desde lo personal el asesinato de su familiar hasta las estrategias jurídicas y políticas que se han construido en busca de justicia, de cómo pese al dolor de perder a un ser querido se construyen esfuerzos por lograr el castigo de los responsables de estos crímenes en una lucha incansable contra la impunidad y por contribuir con ello, en la recuperación de la memoria histórica para evitar que más familias sigan perdiendo a sus seres queridos.

Agradecemos a los compañeros de la LIMEDDH la posibilidad de esta experiencia tan importante para los casos de Jyri y para las víctimas de Sucumbíos, asimismo, agradecemos a la familia de Jyri este encuentro tan valioso y aleccionador para nosotros, momentos como este renuevan nuestra fortaleza para seguir en busca de justicia por el asesinato de nuestros hijos Fernando Franco, Verónica Velázquez, Soren Avilés y Juan González, por seguir incansablemente en lograr la libertad y seguridad de Lucía Morett y, a partir de ahora, en sumarnos a la exigencia de justicia para Jyri Jaakkola y Bety Cariño.

Sea pues esta experiencia un ejemplo de que todos los familiares que hemos perdido a un ser querido a causa de la violencia que imponen de manera directa o indirecta los Estados y gobiernos injustos, nos unamos en una misma causa, en una misma demanda de justicia y castigo a los culpables para que no se derrame más sangre de nuestro pueblo y de todas aquellas personas que luchan por un mundo mejor.

México, D.F., a 29 de noviembre de 2011






*********************************************************