sábado, 6 de agosto de 2011

Repudio a su visita...

¡JUAN MANUEL SANTOS NON GRATO EN MÉXICO!



El presidente de Colombia Juan Manuel Santos visitó México los pasados 1 y 2 de agosto para refrendar diversos acuerdos de seguridad y tratados de extradición entre los dos países, para nosotros como Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos y para miles de mexicanos dignos, éste es un agravio más que comete no sólo el presidente colombiano sino también el gobierno de Felipe Calderón a la memoria de nuestros hijos asesinados.


Juan Manuel Santos se desempeñaba como ministro de la Defensa del gobierno de Álvaro Uribe Vélez cuando el 1° de marzo de 2008 ambos ordenaron un criminal ataque a un campamento diplomático de la guerrilla colombiana que se asentaba en la región de Sucumbíos, Ecuador. Un ataque por demás violatorio de la soberanía territorial de Ecuador, del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos de quienes se encontraban en ese lugar, ya que fueron asesinados en una agresión durante la madrugada mientras dormían, sin posibilidad alguna de rendirse. Veinticinco personas fueron masacradas por las bombas y las balas criminales del odio y belicismo, entre las víctimas mortales se encontraron nuestros hijos Verónica Velázquez, Fernando Franco, Juan González y Soren Avilés, solamente Lucía Morett pudo salvar su vida de éste grupo de cinco jóvenes mexicanos.


Manifestación frente a la Embajada de Colombia en México, 1° de agosto de 2011


El lunes 1° de agosto nos dimos cita como lo hacemos mes a mes en nuestra campaña CADA UNO POR LA JUSTICIA frente a la Embajada de Colombia en México, pero en esta ocasión, también lo hicimos para repudiar la presencia en nuestro país del asesino de cuatro jóvenes estudiantes mexicanos y de ser uno de los perseguidores de Lucía Morett. Con diversas pancartas, mantas y discursos mostramos nuestro rechazo a la visita de Juan Manuel Santos, al tiempo que fue declarado persona non grata en nuestro país por quienes asistieron al acto: la Brigada Multidisciplinaria de Apoyo a las Comunidades de México (BMACM), la Coordinadora de Movimientos Estudiantiles y Sociales Nuestra América, el Frente de Lucha Estudiantil Julio Antonio Mella (FLE-JAM), el Grupo de Acción Revolucionaria (GAR), la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH), el Partido Comunista de México, que junto a diversas personas solidarias mantuvimos un mitin por 2 horas frente a esa sede diplomática. Antes de finalizar el acto se solicitó al personal de seguridad privada de la embajada nos permitiera el acceso para entregar una carta dirigida al nuevo embajador de Colombia en México Sr. José Gabriel Ortíz Robledo, donde solicitamos se nos aclare cuál es la situación jurídica de Lucía Morett en el proceso que se le sigue de manera arbitraria en el juzgado 32 de Bogotá, así como también exigimos nos sea entregada la información oficial de la masacre de Sucumbíos la cual es indispensable para poder armar el caso ante cortes de justicia internacional, pero nuestro documento solamente fue recibido en las puertas por el encargado de la seguridad del edificio.

Para el martes 2 de agosto al filo de las 10 de la mañana acudimos a la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en México para entregar una carta de extrañeza al ministro Juan N. Silva Meza, quien recibiría en unos pocos minutos más a Juan Manuel Santos, nuestro comunicado manifestaba el desconcierto de cómo era posible que el máximo espacio de justicia en nuestro país recibiera a uno de los responsables confesos de los delitos cometidos contra nuestros hijos. Al encontrarnos dentro de las instalaciones del recinto ingresó sorpresivamente por la puerta principal el presidente colombiano ante lo cual no pudimos contener nuestro dolor y frente a frente le gritamos al unísono ¡ASESINO!, de inmediato fue trasladado a una de las salas en donde sería recibido oficialmente para evitar que continuará escuchando nuestra denuncia de ser un criminal y que debería ser detenido y juzgado por el asesinato de nuestros hijos y por los delitos cometidos contra Lucía Morett.



Protección que brindó el Gobierno del D.F. a Juan Manuel Santos y aspecto de nuestra protesta pacífica


Unas horas después, a pocos metros de la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Santos fue recibido por Marcelo Ebrard Jefe de Gobierno del Distrito Federal a donde de igual modo acudimos para repudiar la impunidad que le brindaba el Estado mexicano al ser recibido con honores cuando tendría que ser condenado y juzgado por ordenar la muerte de nuestros hijos. Los Padres y Familiares de Verónica, Fernando, Soren, Juan y Lucía habíamos entregado unas horas antes una carta exigiendo al Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard no recibiera a éste personaje, que fuera coherente con lo que él nos había expresado en 2008 cuando sostuvimos una reunión informativa con él, donde condenó lo ocurrido el 1° de marzo de ese mismo año y se sumaba a la exigencia de justicia para nuestros hijos. ¿Cómo es posible que quien se asume como un gobernante de izquierda funja como cómplice de un asesino y sea copartícipe de la impunidad que reina a 41 meses del asesinato de nuestro hijos y que mantiene a Lucía Morett lejos de una vida pública por temor de ser detenida por los mismos que asesinaron a nuestros hijos y que intentaron matarla aquél 1° de marzo?


La cercanía entre los gobiernos de México y Colombia cada día se hace más preocupante, ya que uno de los motivos oficiales de la visita de Santos a nuestro país radica en la asesoría en materia de Seguridad Nacional, ¿Qué viene a enseñar Santos a México? ¿A cómo masacrar al pueblo bajo pretexto de lucha a la ilegalidad? ¿A cómo implementar las fosas comunes en nuestro país y asesinar a nuestros jóvenes acusándolos de ser terroristas? No queremos en nuestro país a personajes tan siniestros como Juan Manuel Santos, exigimos sea juzgado y condenado por la masacre de Sucumbíos y por todos los crímenes que ha cometido contra el pueblo Colombiano y latinoamericano, que no vuelva a profanar la memoria de nuestros hijos y la dignidad del pueblo de México.


México, D.F. a 4 de agosto de 2011

ASOCIACIÓN DE PADRES Y FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS DE SUCUMBÍOS, ECUADOR

*******************************************************