jueves, 3 de septiembre de 2009

LA CAMPAÑA CADA UNO POR LA JUSTICIA CUMPLE UN AÑO

Hace un año, el 1º de septiembre de 2008, justo cuando se cumplían seis meses del asesinato de Fernando Franco, Soren Avilés, Verónica Velázquez y Juan González, surgió la campaña CADA UNO POR LA JUSTICIA como un esfuerzo de lucha para lograr que los responsables de la masacre de Sucumbíos, del asesinato de nuestros hijos y de las heridas y amenazas infringidas contra Lucía Morett sean castigados y llevados a juicio.

En un principio la campaña CADA UNO POR LA JUSTICIA fue convocada por la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH) y la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos, Ecuador, pero mes con mes distintos grupos estudiantiles, organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos solidarias se han sumado a este esfuerzo para consolidar nuestra exigencia de JUSTICIA Y NO IMPUNIDAD.

CADA UNO POR LA JUSTICIA significa que mes con mes acudimos a la Embajada de Colombia en México, para recordarle a Álvaro Uribe y sus cómplices que seguiremos luchando hasta que sean enjuiciados por todos los crímenes en contra de la humanidad que han cometido.

A la par, mes con mes desde hace un año, se publica un boletín informativo con el mismo nombre de la campaña, el cual, sirve como un medio de comunicación con los pueblos del mundo para dar a conocer nuestra justa lucha por LA VERDAD Y LA JUSTICIA; pero también como una forma de denunciar las violaciones sistemáticas a los derechos humanos por parte del Estado colombiano, de evidenciar los vínculos con el paramilitarismo y el narcotráfico de Álvaro Uribe y como una muestra de solidaridad para con nuestro hermano pueblo de Colombia.

Cada uno, por cada uno de ellos, por Verónica, Soren, Fernando y Juan, por las ilegalidades cometidas en contra de Lucía Morett, por LA VERDAD Y LA JUSTICIA, por evitar que vuelvan a ocurrir masacres como la del 1º de marzo de 2008, por evitar la impunidad de los hechos, por lograr que los jóvenes de América Latina puedan expresar sus ideas y solidaridad sin ser criminalizados y perseguidos, cada uno por la memoria de nuestros hijos asesinados y por lograr la seguridad y libertad de Lucía.

En este año de la campaña y a año y medio del asesinato de nuestros hijos y de iniciar nuestra lucha, reafirmamos nuestro compromiso de seguir adelante hasta lograr la verdad en el caso Sucumbíos y llevar a juicio ante cortes internacionales a los responsables de la masacre.

Agradecemos a todos aquellos que han hecho posible la realización de CADA UNO POR LA JUSTICIA, a quienes se han solidarizado con nuestra lucha y se han hermanado en nuestro dolor, a todos aquellos que buscan un mejor futuro para nuestros pueblos, un futuro de paz y justicia, nosotros como Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos, Ecuador seguiremos contribuyendo con nuestro granito de arena.

México D.F., 1° de Septiembre de 2009.

ASOCIACION DE PADRES Y FAMILIARES DE LAS VICTIMAS DE SUCUMBÍOS, ECUADOR.