miércoles, 31 de diciembre de 2008

Carta de Agradecimiento

MOMENTOS DE LA VIDA


Momentos, la vida esta llena de momentos, al terminar un año surgen momentos de reflexión por lo que ha ocurrido y por las metas para cumplir en el año venidero, momentos de nostalgia por no haber consolidado sueños, por no tener cerca a quienes se han ido y a quienes nos han sido arrebatados, momentos de asumir y rectificar compromisos de seguir caminado en la senda para lograr construir un mundo más justo.
Momentos, la vida esta llena de momentos, como el del 1º de marzo de 2008 que marcó nuestros corazones para siempre cuando nuestros hijos Verónica, Fernando, Soren y Juan fueron asesinados, y una más de ellas, Lucía, fue dañada y sometida a una cruel e injusta persecución que la mantuvo meses lejos de su hogar, momentos llenos de sentimientos encontrados por la gran tristeza de no volver a ver a nuestros hijos nunca más, pero de una gran alegría al saber que una de ellas logró salvar su vida y ahora se encuentra junto a nosotros.
Momentos, la vida esta llena de momentos, que nos hicieron darnos cuenta de la crueldad que padecen millones de personas en el mundo bajo el verdadero terrorismo del sistema capitalista, el cual no sólo se conforma con tener a la mayor parte de la población mundial sumida en la pobreza, marginación y hambruna, sino que todas aquellas personas que buscan luchar por poner fin a tanta injusticia son criminalizadas, encarceladas, torturadas, desaparecidas y asesinadas.
Momentos, la vida esta llena de momentos, que implican emprender compromisos para el 2009 por reivindicar la memoria de nuestros hijos y por llevar a juicio a sus asesinos, que es también una lucha para evitar que vuelvan a suceder más 1º de marzos en Nuestra América, una lucha que estará llena de momentos difíciles pero también de grandes aprendizajes, momentos que estamos seguros verán el triunfo de la paz y la justicia para Nuestra Gran Patria Latinoamericana.
Momentos, la vida esta llena de momentos, para agradecer a todos ustedes que se tomaron un momento para dedicarnos una palabra de consuelo, para otorgarnos un cálido abrazo que aminorara nuestro dolor, momentos llenos de solidaridad, esa solidaridad que esta presente en el corazón de todo el pueblo latinoamericano y que nuestros hijos llevaron como ejemplo de vida.
Momentos, la vida esta llena de momentos, para recordar, llorar y reír, para reflexionar y agradecer, para luchar y asumir nuevos compromisos, pero esos momentos están dentro del camino de una lucha con principio y convicción por un mundo mejor, y así llegará el momento, el gran momento de paz y justicia para nuestros pueblos.
¡Gracias por su cariño, apoyo y solidaridad!
México, D.F., a 28 de Diciembre de 2008.
ASOCIACION DE PADRES Y FAMILIARES DE LAS VICTIMAS DE SUCUMBIOS ECUADOR