miércoles, 31 de diciembre de 2014

Mensaje de Año Nuevo 2015

MENSAJE DE AÑO NUEVO 2015

El 2014 es un año cargado de muchos acontecimientos que traemos al pensamiento en estos instantes de reflexión, en especial, queremos dirigir un mensaje a los Padres y Familiares de los jóvenes estudiantes normalistas de Ayotzinapa víctimas de la violencia de Estado en México. Al escribir estas líneas se cumplen 3 meses de la desaparición de 42 de ellos y la tristeza embarga a 4 hogares por el asesinato de sus muchachos, de sus hijos: Julio César Mondragón Fontes, Daniel Solís Gallardo, Julio César Ramírez Nava y Alexander Mora Venancio.

Desde nuestro corazón les enviamos un cálido abrazo de fuerza y esperanza, desde nuestra lucha les decimos que hacemos nuestro el reclamo de presentación con vida de los 42 jóvenes desaparecidos y la exigencia de justicia para los muchachos asesinados. Desde aquél lamentable 26 de septiembre el pueblo de México les ha mostrado que no están solos, sus hijos han despertado la conciencia de quienes vivían un sueño de mentiras y han despertado súbitamente a la cruda realidad de violencia e injusticia que el Estado impone en nuestro país, pero es también un despertar a la lucha, a la justicia, a la dignidad, a un ya basta, a unirnos y salir juntos a las calles para lograr cambiar la realidad que padece el pueblo de México. 

Este es el momento de luchar y lograr las más sentidas demandas para el pueblo de México, no más pobreza, no más marginación, basta de asesinar a nuestros jóvenes, a nuestros hijos, a nuestro pueblo, basta de impunidad, basta de injusticia, basta de mentiras, y esos basta sólo los detendremos luchando todos unidos, es el momento de nuestro pueblo.

Nosotros como Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos nos sumamos a esas demanda, a esa lucha y estaremos codo con codo, hombro con hombro como muchos compañeros lo han estado a nuestro lado. En el 2014 dimos uno de los pasos más importantes desde que inició nuestra lucha por justicia y castigo a los asesinos de nuestros hijos Verónica Velázquez, Fernando Franco, Juan González y Soren Avilés, desde que decidimos luchar por defender a Lucía Morett. Son ya más de 6 años de lucha incansable, que en este año que termina logramos avanzar en la lucha contra la impunidad al entregar la petición de admisión del caso Sucumbíos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y donde en estos momentos estamos a la espera de que esta instancia nos dé respuesta, seguiremos informando de los avances que tengamos y de nuestra lucha que continuamos, seguiremos uniendo nuestra voz a las voces que hoy claman justicia en nuestro país y no lo duden que caminaremos junto a todos ustedes.

Sea éste un mensaje que logre levantar las conciencias, que logre unirnos a todos y alcemos la voz en la lucha por justicia, pero que también logremos caminar con pasos certeros hacía ese objetivo, sin dudar, sin temor, avancemos y dejemos atrás a los tiranos, que sean juzgados por todos sus crímenes, que sea este 2015 la oportunidad de construir un nuevo amanecer para la justicia, para terminar con la impunidad que sea un nuevo amanecer para el pueblo de México.

Fraternalmente y solidariamente.



ASOCIACIÓN DE PADRES Y FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS DE SUCUMBÍOS.

La injerencia de la CIA en el caso Sucumbíos.

Wikileaks en La Jornada
CIA: maten a los rebeldes

Nota tomada del periódico La Jornada, sección política, pág. 2, Viernes 19-diciembre-2014


El asesinato, entre las mejores prácticas contrainsurgentes, dice manual de la agencia filtrado por el equipo de Assange
Eliminar dirigentes erosiona la capacidad de acción del grupo insurrecto, sostiene
Admite que en algunos casos pueden generarse efectos contraproducentes

Aspecto del campamento de las FARC en Sucumbíos, Ecuador, dos días después del ataque del ejército colombiano, lanzado el primero de marzo de 2008. En esa ocasión fue ultimado el jefe guerrillero Raúl Reyes, lo que fue calificado de éxito por la Agencia Central de Inteligencia. También murieron cuatro estudiantes mexicanos y 18 personas más Foto Ap


En ocasiones, asesinar a las cabezas visibles de un movimiento armado resulta positivo en la lucha contrainsurgente de un gobierno, ya que se erosiona la capacidad de acción del grupo rebelde. Un ejemplo es el bombardeo de la fuerza aérea colombiana sobre un objetivo de alto valor en un campamento guerrillero en Ecuador, donde murieron el comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Raúl Reyes, quien era el blanco, y otras 22 personas, entre ellas cuatro estudiantes mexicanos. Es un caso que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) califica de exitoso.

En otros casos, el asesinato político de las cabezas más visibles de un grupo guerrillero resulta contraproducente, por lo que se recomienda una poda; esto es, no asesinar a los líderes de primer nivel, sino a cuadros de segundo o tercero, para dañar las redes de la organización.

Si el ataque a un objetivo de alto valor produce demasiadas bajas colaterales, la operación puede ver limitado su impacto, ya que genera solidaridad en torno a los terroristas y populariza a los jefes de línea dura, como ocurrió con los atentados de Israel contra la organización palestina Hamas entre 2000 y 2002.

Esas son parte de las recomendaciones que hace la oficina de asuntos transicionales de la CIA a sus agentes, en un manual clasificado de ultrasecreto –secret/noforn– filtrado ayer por Wikileaks.

Se trata de un estudio de la agencia donde se recomienda a gobiernos del mundo que enfrentan conflictos armados con grupos insurgentes lo que considera las mejores prácticas para realizar operaciones contra objetivos de alto nivel (HVT por sus siglas en inglés, high-value targeting) como una herramienta contrainsurgente efectiva.

Estas operaciones incluyen el asesinato político como recurso válido, además de capturas, remoción de liderazgos, neutralización y marginación de dirigentes guerrilleros. El documento, proporcionado con anticipación a una docena de medios en el mundo –La Jornada fue el único en español–, incluye también un par de tablas que evalúan la eficacia de estos golpes. Pocos son calificados de alto impacto; la mayoría tuvieron resultados limitados, en particular operaciones implementadas con participación de la CIA en Israel y Palestina, Afganistán e Irak.
El estudio es del 7 de julio de 2009, inicios del primer periodo presidencial de Barack Obama, cuando Leon Panetta llevaba seis meses al frente de la agencia y, según recuerda Wikileaks, poco después de que el agente John Kiriakou hiciera sonar por primera vez las alertas sobre la práctica de la tortura dentro de la agencia. El analista sigue en prisión.

Esta nueva filtración ocurre apenas 10 días después de que el Comité de Inteligencia del Senado estadunidense decidió hacer público un informe secreto sobre cómo el Pentágono y la CIA utilizaron la tortura en sus formas más brutales durante los años del ex presidente George W. Bush y cómo estos interrogatorios atroces resultaron innecesarios e ineficaces.

Redactado a modo de manual para ataques contrainsurgentes, está dirigido a los operadores políticos y militares de la agencia, con capacidad de autorizar la planeación y ejecución de esas operaciones HVT.

Ahí se evalúan los pros y contras de los planes de liquidación de líderes insurgentes. En el comunicado de prensa que acompaña la desclasificación de este manual, la agencia de periodismo de investigación que dirige Julian Assange indica que después del informe se dispararon a niveles históricos los asesinatos cometidos mediante ataques de drones.

Las mejores prácticas

Incluye estudios de casos de Afganistán de 2001 a la fecha de la conclusión del manual (2009); Argelia 1954-1962; Colombia de 2002 a 2009; Irak de 2004 a 2009; Israel en dos periodos, de 1972 a mediados de los noventa y de mediados de los noventa a 2009; Perú de 1980 a 1999, Irlanda del Norte de 1969 a 1998 y Sri Lanka de 1983 a mayo de 2009. Incluye algunos ejemplos adicionales de Chechenia, Libia, Pakistán y Tailandia.

Especifica sus fuentes: La mayor parte de nuestra información está basada en reportes clandestinos de agregados militares, discusiones internas con solicitantes de permiso para la realización de este tipo de acciones y la revisión de casos actuales o históricos.

El documento es definido como un intento de consolidar las lecciones aprendidas, proporcionar un marco para evaluar la utilidad estratégica de las operaciones de ataque a objetivos de alto valor y ayudar a los políticos y funcionarios militares responsables de autorizar estos ataques.

El concepto high-value targeting es definido como una acción enfocada a atacar individuos o redes específicas. Su remoción busca debilitar la eficacia de determinado grupo insurgente.

La eliminación de Raúl Reyes en Sucumbíos

Este documento de la CIA aporta evidencias adicionales sobre el involucramiento de la agencia en la lucha antiguerrillera en Colombia durante el periodo de Álvaro Uribe.

Indica que, de acuerdo con reportes anteriores de la CIA, Bogotá había utilizado ataques a objetivos de alto valor combinando operaciones militares y de información convencionales y programas para provocar y tratar desertores.

Refiere que al comenzar su primer periodo presidencial en 2001, Uribe inició una campaña contrainsurgente con la mira puesta en atacar a las FARC en sus filas intermedias y superiores. Después de varios años de golpes fallidos, la embajada de Estados Unidos en Bogotá empezó a reportar aciertos a partir de que se afinaron las estrategias de espionaje, precisión en los ataques, planificación de misiones y despliegues, seguridad operacional y coordinación interinstitucional.

De ese modo el gobierno pudo capitalizar políticamente los golpes infligidos a la guerrilla, incrementando su propia legitimidad y erosionando la moral de las bases insurgentes. Califica de exitosos los golpes de 2008 contra jefes de primer nivel de las FARC Raúl Reyes e Iván Ríos, combinados con golpes contra figuras de segundo y tercer rangos, especialistas en financiamiento y logística.

En particular, afirma que el bombardeo extraterritorial a Sucumbíos, donde además murieron una veintena de colombianos y cuatro estudiantes mexicanos que estaban de visita en el campamento guerrillero, dañó seriamente la moral y la disciplina de las FARC, según comentarios de campo de la CIA.

Sin embargo, el informe no alcanza a prever lo que sucedió después en Colombia. A pesar de que Uribe en ese momento aumentó su popularidad, no pudo relegirse para un tercer periodo en 2010. Su sucesor, José Manuel Santos –fuertemente criticado por Uribe–, emprendió un derrotero diametralmente opuesto, que llevó el conflicto a una mesa de negociaciones.

Contra Sendero Luminoso

Otra historia de éxito, según la CIA, fue la de Perú, donde una serie de golpes sistemáticos, intensos, en corto tiempo, permitieron al ejército desarticular a Sendero Luminoso, con el encarcelamiento de su líder, Abimael Guzmán, en 1992.
La extrema centralización del mando y el culto a la personalidad dentro de esa organización de corte maoísta influyó en su desmoronamiento a partir de esa captura. En este caso, dice el manual, el asesinato no era recomendable para no mitificar al dirigente.

Pero no todas las operaciones de captura contra altos mandos son igualmente efectivas, indican los expertos de la agencia, quienes sacan a colación la historia del héroe sudafricano Nelson Mandela, dirigente del Congreso Nacional Africano que luchó contra el régimen del apartheid y pasó 27 años encarcelado.

Capturar a líderes puede tener un impacto limitado si la organización cree que su dirigente eventualmente saldrá libre o si éste logra mantener su influencia aun bajo custodia.

En este trabajo se citan tres casos en los que el asesinato político o la captura ha sido útil para erosionar la fuerza de un grupo insurgente: el ya citado caso colombiano, la detención en 2008 de varios dirigentes de primer nivel del grupo jihadista iraquí Jaysh Muhammad por el ejército británico, que prácticamente paralizó al grupo, y las operaciones de constante cacería que ese año se ejercían en Afganistán y Pakistán contra Osama Bin Laden.

La CIA asegura que esta presión obligaba al líder de Al Qaeda a permanecer oculto, distanciado de sus bases, conduciendo la organización a distancia, forzado a utilizar sistemas de comunicación de baja tecnología. Esto afectó su capacidad de mando, dice el manual.

En 2011, el gobierno de Obama anunció el asesinato de Osama, justo cuando se preparaba para lanzar su campaña para un segundo término en la Casa Blanca.

Utilidad del crimen político

En algunos casos el asesinato político es útil y en otros no, infiere el estudio. Y a pesar del enorme número de bajas en Afganistán, la destrucción masiva del país y la negra historia de la tortura recientemente revelada, la CIA reconoce que en la guerra contra el talibán no logró sus objetivos.

Atribuye este fracaso a la naturaleza de la estructura de Al Qaeda, con movilidad de la cúpula a la base y una relación tribal igualitaria. Según los reportes confidenciales de militares basados en la operación antitalibán, su organización es capaz de resistir mejor los ataques HVT.

Por el contrario, la CIA consideró que los asesinatos del fundador y el cofundador de Hamas, Sheikh Ahmed Yassin y Abdel Aziz al Rantisi, muertos durante un ataque de misiles en el cual también fallecieron sus hijos, varios civiles, incluso niños, en 2004, fue útil porque erosionó la moral de la organización.

Hamas es la fuerza gobernante en la franja de Gaza. Figuraba en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea, pero hace tres días un tribunal del organismo ordenó su exclusión. Estados Unidos aún la mantiene en su propia lista de grupos terroristas.
Se citan otros casos en los cuales los asesinatos y ataques para neutralizar insurgentes resultan contraproducentes, sobre todo cuando se producen muertes de civiles no combatientes o se eliminan líderes políticos que hacen ver como represivos a los gobiernos.

Criterios para actuar

La CIA aprueba que gobiernos civiles o militares que enfrentan conflictos armados con grupos insurgentes recurran frecuentemente a operaciones de ataque a objetivos de alto valor, descritas como acciones para remover o neutralizar a sus cabezas para degradar la eficacia del grupo.

El criterio de la agencia para la definición de quién es un HVT (objetivo atacable) es flexible: varía de acuerdo con factores que enumera: fuerza del grupo, estructura, dinámicas de liderazgo y alcance del resultado deseado por el gobierno.

Se advierte que entre los efectos contraproducentes de una acción de este tipo está el de romper ciertas reglas del juego acordadas entre rebeldes y gobierno, lo que lleva a una escalada del conflicto que no siempre está en el interés oficial.
Pero en los casos en que los golpes causen daños mayores a los que el grupo insurgente sea capaz de absorber, ya sea por su incapacidad de reponer sus liderazgos o por los golpes infligidos a sus líneas de financiamiento o logística, puede conseguirse un mayor debilitamiento de su capacidad de acción.

En una revisión de operativos de ataque contra objetivos de alto nivel efectuados por la CIA se demuestra –sostiene el documento– que estos pueden tener un papel importante como parte de una estrategia contrainsurgente de mayor alcance. Estos suelen arrojar mejores resultados cuando los gobiernos analizan previamente sus posibles efectos y factores que lo puedan impactar y simultáneamente aplican otros instrumentos contrainsurgentes de carácter militar y no militar.

Entre los efectos positivos de estos ataques enumera la erosión de la capacidad insurgente, el debilitamiento de su voluntad, la reducción de su base de apoyo, la división o fragmentación del grupo, forzar que el grupo modifique sus estrategias de modo que beneficie al régimen y levantar la moral del gobierno y generar apoyo.

Entre los efectos negativos cita: puede generar mayor apoyo al grupo insurgente, lo cual podría obligar al gobierno a distraerse de otros aspectos de su estrategia; puede hacer que las estrategias insurgentes se modifiquen, que refuercen sus bases de apoyo y simpatía de la población, conducir a una mayor radicalización a los líderes sobrevivientes, generar condiciones para la adhesión de dirigentes más radicales y aumentar o disminuir el conflicto de modo que favorezca a la insurgencia.

Estas son algunas de las buenas prácticas que recomienda la CIA:

– Definir el impacto deseado sobre la trayectoria del grupo insurgente, considerando que en algunos casos pueden generarse efectos indeseados.

– Definir la decisión del ataque con base en un sólido conocimiento de los mecanismos internos del grupo y sus debilidades específicas, información que se puede obtener mediante los interrogatorios a sus desertores.

– Incorporar la operación de ataque a una estrategia integral, que permita capitalizar el resultado de la operación o compensar algunos de los efectos producidos.

– Proteger a los actores más moderados. Los ataques contra los líderes más violentos y extremistas pueden resultar en un acuerdo político. En muchos grupos insurgentes hay divisiones internas entre sus dirigentes más militaristas y los más políticos.

– Aprovechamiento de las contradicciones internas. Exacerbar o explotar las fisuras en los liderazgos puede funcionar de manera tan efectiva como el dirigir un ataque militar contra uno de sus liderazgos.



martes, 18 de noviembre de 2014

Condena al Estado mexicano por parte del TPP

TRIBUNAL PERMANENTE DE LOS PUEBLOS, CAPÍTULO MÉXICO

Vídeo de la relatoría final del Eje Guerra Sucia como violencia, impunidad y falta de acceso a la justicia del Tribunal Permanente de los Pueblos Capítulo México: “Libre comercio, violencia, impunidad y derechos de los Pueblos”




domingo, 9 de noviembre de 2014

Sesión y dictamen final del TPP

ATENTA INVITACIÓN A LA AUDIENCIA FINAL DEL TRIBUNAL PERMANENTE DE LOS PUEBLOS, CAPÍTULO MÉXICO

Invitamos:
A los colectivos, comunidades indígenas y campesinas, organizaciones sociales del campo y la ciudad, así como a la sociedad nacional e internacional a participar en la

AUDIENCIA FINAL DEL CAPÍTULO “LIBRE COMERCIO, VIOLENCIA IMPUNIDAD Y DERECHOS DELOS PUEBLOS”

a realizarse los días 12 al 15 de noviembre de 2014
en las instalaciones del Centro Universitario Cultural (CUC), Odontología 35, Copilco Universidad, 04360, Coyoacán, D.F., México. A 5 minutos caminando del Metro Copilco.



PROGRAMA

Primer día, miércoles 12 de noviembre

         I. Registro general de asistentes: 8:00 a.m. – 9:00 a.m.
         II. Introducción General: 9:00 a.m. – 10:30 a.m.

1.- Presentación de apertura, 9:00 a.m. – 9:30 
2.- Presentación por parte de la Secretaría General del Tribunal Permanente de los Pueblos con sede en Roma 9:30 a.m. – 10:00 
3.- Narración del proceso del Capítulo México del TPP, 10:00- 10:30 

            III. Las Relatorías

Grupo I: Represión social; Guerra sucia; 10:30 a.m. - 11:40 a.m.

Grupo II: Violencia de Género (en las diversas regiones del país); 11:40 a.m. – 12:50 p.m.

Grupo III: Migración; Violencia contra el trabajo; 12:50 p.m- 2:00 p.m.

Grupo IV: Devastación del Medioambiente; Devastación del campo y el Maiz; 4:00 p.m.- 5:10 p.m.

Grupo V: Destrucción de la educación; Devastación de las generaciones futuras; 5:10 p.m.- 6:20 p.m

Grupo VI: Violencia en la comunicación; 6:20 p.m. – 7:00 p.m. 

Segundo día, jueves 13 de noviembre

1.- El desvío del poder político 
2.- El desvío del poder económico 
3.- El desvío del poder legislativo 
4.- El desvío del poder judicial 
5.- El desvío del poder factico comunicativo 
6.- Defensa 
7.- El camino hacia delante
8.- Síntesis general de todos los crímenes y las perspectivas de México 
                                      
Tercer día, viernes 14 de noviembre

Deliberación a puertas cerradas de los jueces internacionales del Tribunal

Cuarto día, sábado 15 de noviembre 

Presentación pública de la Sentencia final del Capítulo México 11:00 a.m. - 14:00 pm

domingo, 26 de octubre de 2014

Día de Muertos

 VELADA Y OFRENDA DEDICADA A LAS VÍCTIMAS DE SUCUMBÍOS

Fieles a la tradición de día de muertos o de todos santos como se le conoce en muchas comunidades de nuestros país, la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos te invita a que nos acompañes a la velada y ofrenda dedicada a nuestros hijos, pero también, a todos aquellos jóvenes  y estudiantes asesinados por el terrorismo de Estado en México y en Colombia.

LUNES 3 DE NOVIEMBRE, 6 PM.

Frente al Consulado de Colombia en México
(Paseo de la Reforma #379, cerca del Ángel de la Independencia)


Recordemos a nuestros jóvenes,
a nuestros hijos, en una velada por la JUSTICIA

#JusticiaSucumbíos

Porque son nuestros jóvenes, nuestros hijos...

La solidaridad de la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos con la lucha del pueblo en la búsqueda de sus hijos.