miércoles, 24 de junio de 2009

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE RAFAEL CORREA

México, D. F. a 2 de junio de 2009.

Sr. Presidente Rafael Correa.
República de Ecuador
Carta abierta.

Sr. Presidente:

Hace 15 meses fueron asesinados en su patria nuestros hijos: Juan González, Verónica Velázquez, Soren Avilés y Fernando Franco por ordenes de Álvaro Uribe Vélez, quien envió a sus fuerzas militares con el equipo y la tecnología del país más criminal del mundo, Estados Unidos.

Cuarenta días después de esa masacre usted visitó mi país, nunca voy a olvidar las sinceras palabras que nos dirigió a los familiares de los estudiantes asesinados: “SIENTO MUCHO NO HABER PODIDO EVITAR LA MUERTE DE SUS HIJOS”.

Ahora es tiempo de que usted, como representante del Estado ecuatoriano, haga algo por ellos y evite que se cometa una injusticia más contra las víctimas de la ilegal acción colombiana, deteniendo el absurdo y vergonzoso proceso judicial en contra de Lucía Morett.

Quiero decirle que estuve en el hospital militar de Quito cuando el Dr. Washington Pezántes tomó la declaración de la única sobreviviente mexicana, allí él señaló que Lucía era víctima, que el Estado ecuatoriano no tenía ningún cargo en su contra y le deseó una pronta recuperación. ¿Qué poderosos intereses hacen que el Fiscal General de la Nación cambie radicalmente su posición? ¿Por qué el Fiscal y el Juez de Sucumbíos actuaron con tanta vehemencia contra Lucía? ¿Qué se pretende al procesarla? ¿Por qué no se actúa contra los criminales e invasores de su hermosa patria?

Estoy cierta, señor presidente, que a toda costa quieren criminalizar a nuestros hijos asesinados, a Lucía como testigo y justificar con ello esa mascare que nunca debió ocurrir. ¿Qué justicia es la que se ensaña contra las víctimas y favorece a los ofensores? Le aseguro que no existe prueba alguna que demuestre que Lucía y sus compañeros estudiantes atentaron contra la seguridad interna de Ecuador. Están a tiempo de corregir.

ATENTAMENTE.
Rita del Castillo
(Madre de Juan González del Castillo).

c.c.p. Dr. Galo Galarza Dávila. Excelentísimo embajador de Ecuador en México.