martes, 26 de febrero de 2013

Boletín de prensa No.1

A 5 AÑOS DE LA MASACRE DE SUCUMBÍOS


A 5 AÑOS DEL INICIO DE NUESTRA LUCHA POR JUSTICIA
http://cencos.org/node/30706


BOLETÍN DE PRENSA                                                                                 APFVSE 01/2013


A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS, SOCIALES Y DE DERECHOS HUMANOS
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO

Estamos a unos días de que se cumplan cinco años de la masacre de Sucumbíos, Ecuador, cinco años desde que iniciamos una lucha por justicia y reivindicar la memoria de nuestros hijos asesinados por el Estado colombiano el 1º de marzo de 2008. Como Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos, mantenemos firme nuestro reclamo de justicia, de que los responsables de ese crimen sean llevados ante cortes internacionales, que alcancemos la paz y tranquilidad de Lucía Morett al detener la persecución política de la cual es víctima, que podamos lograr que los jóvenes de México, de América Latina puedan expresar sus ideas y solidaridad sin temor a ser criminalizados.

A cinco años de un hecho sin precedentes en la historia de la región, nos encontramos en un escenario de incertidumbre ante la falta de justicia para nuestros hijos, el gobierno mexicano continúa con su actitud omisa de no respaldar y proteger a los mexicanos que fueron víctimas de delitos en el extranjero, más aún, Peña Nieto se atreve a traer a nuestro país a uno de los responsables de la masacre como asesor externo en materia de Seguridad Pública. El general Óscar Naranjo Trujillo era en 2008 director de la Policía Nacional de Colombia, una de las instancias que participó en la ejecución del bombardeo donde fueron asesinadas a mansalva 25 personas, entre ellas un civil ecuatoriano, Franklin Aisalla y nuestros hijos Fernando Franco, Juan González, Verónica Velázquez y Soren Avilés, pero también, nos preocupa el que se quiera exportar a México el modelo de seguridad colombiano, un modelo de violencia, guerra y muerte que ha dejado profundas heridas en aquel hermano pueblo, con miles de ejecuciones extrajudiciales, de desaparecidos, nosotros no queremos eso en nuestro país.

Nos resulta aberrante y una afrenta a la memoria de nuestros hijos que uno de los responsables directos de su asesinato sea ahora asesor de seguridad en México, por ello, lanzamos en octubre de 2012 una campaña de firmas que hoy concluye, donde recabamos alrededor de 5000 firmas que respaldan nuestra petición de fuera Óscar Naranjo de México. Estas firmas serán entregadas ante la Mesa Directiva del Congreso de la Unión para exigir sea escuchada esta demanda del pueblo de México y de los padres agraviados.

Asimismo, en el marco de los cinco años realizaremos diferentes actividades por la memoria, por la justicia en nuestro país, pero también, anunciamos que a cinco años de la masacre de Sucumbíos, son ahora los Padres y Familiares quienes están en Ecuador para levantar la voz y pedir sigan su curso  las investigaciones jurídicas para deslindar responsables, para que sean cumplidas las ordenes de aprehensión libradas contra los mandos militares y policiales que participaron en el Operativo Fénix del 1º de marzo de 2008 y que son responsables del asesinato de 25 personas con alevosía y ventaja, sin posibilidad de defensa alguna.

Una delegación de la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos y de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos se encuentra en la Ciudad de Quito, Ecuador, para sostener reuniones con funcionarios de gobierno, parlamentarios y representantes del poder judicial de ese país para conocer el estado actual de las investigaciones y hacer un llamado a que no impere la impunidad. Asimismo, esta delegación se encuentra acompañada por la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH), quien es la organización encargada del caso de nuestros hijos asesinados y de la defensa de Lucía Morett.

Esta delegación permanecerá hasta el próximo 1º de marzo, cuando viajará a la región de Lago Agrio, para sostener de igual modo, reuniones con los jueces y magistrados en Sucumbíos y llevar la voz de todos los Familiares para que la masacre no quede en el olvido. Hace cinco años eran nuestros hijos recorriendo las calles de Quito, respirando el aire puro de los andes sudamericanos, hoy somos nosotros quienes caminamos la trayectoria que ellos nos dejaron, hace cinco años nuestros hijos viajaron a Sucumbíos, hoy en este 2013, lo haremos nosotros buscando su voz que retumba en los arboles de la Amazonía exigiendo justicia.

Gracias a la solidaridad del pueblo ecuatoriano y de varias organizaciones sociales y de derechos humanos se han programado también diversos encuentros con ellos, se realizará la presentación del libro Sucumbíos Historia de una Infamia, tanto en la Ciudad de Quito, como en la de Lago Agrio y se colocará una ofrenda floral en esta misma región para recordar la memoria de las víctimas de la masacre. Paralelamente en la Ciudad de México desarrollaremos distintas actividades para preservar la memoria de nuestros hijos, para seguir adelante en nuestro camino de justicia para Juan, Fernando, Soren, Verónica y Lucía.

México, D.F. a 25 de febrero de 2013.


 *********************************************************