sábado, 13 de octubre de 2012

Comunicado APFVSE


BOLETÍN DE PRENSA 12-OCTUBRE-2012


A LOS MEDIOS DE COMUNICACION NACIONAL E INTERNACIONALES
A LAS ORGANIZACIONES POLITICAS, SOCIALES Y ESTUDIANTILES
A LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS
AL PUEBLO DE MEXICO

El 13 de junio de 2012 el entonces candidato a la presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, anunció que de llegar a la Presidencia de la República contrataría como asesor externo en materia de seguridad al general colombiano Óscar Adolfo Naranjo Trujillo, quien en marzo de 2008 fungía como Director de la Policía Nacional de Colombia, y por ello, resulta ser uno de los principales responsables de la masacre de Sucumbíos, del asesinato de 25 personas, entre ellas, cuatro jóvenes estudiantes mexicanos, nuestros hijos, Verónica Natalia Velázquez Ramírez, Fernando Franco Delgado, Soren Ulises Avilés Ángeles y Juan González del Castillo, asimismo, es parte fundamental de los delitos y crímenes cometidos contra Lucía Morett, única sobreviviente mexicana de la masacre.

Como Asociación de Padres y Familiares de las Victimas de Sucumbíos, desde los hechos del 1 de marzo de 2008, hemos iniciado una lucha por lograr justicia, por buscar que los responsables del asesinato de nuestros hijos sean llevados a juicio ante Cortes Internacionales, buscamos detener la persecución política de Lucía Morett, pero al mismo tiempo, evitar la intención de criminalizar a los jóvenes por su pensar, por expresar su solidaridad. Denunciamos, sin secundar a ningún partido político en México, la torpeza y afrenta que significa para nosotros el anuncio del priista Peña Nieto, pero también, es una afrenta para los mexicanos al pretender profundizar la estrategia de violencia contra el pueblo impulsada en nuestro país en los últimos años.

No es posible que se intente traer a México como asesor en materia de Seguridad Nacional a un extranjero, ya que contraviene el artículo 32 constitucional, del mismo modo, Naranjo Trujillo ha sido responsabilizado por organismos defensores de derechos humanos de diversos crímenes de lesa humanidad en Colombia, (como 32,348 personas desaparecidas, 3,084 ejecuciones extrajudiciales, 2,412,834 personas desplazadas, 1,057 agresiones contra defensores de derechos humanos entre otros). (Ver artículo de Flor Goche en Revista Contralínea de Agosto de 2012.) A su vez, existen fuertes denuncias por su posible cercanía y protección a grupos paramilitares, por tener vínculos delincuenciales con carteles de la droga en Colombia, como la denuncia de ser protector y hasta parte de la cúpula del Cartel del Norte del Valle. (Ver artículos de Carlos Fazio, en el periódico La Jornada del 30 de junio y 1 de octubre de 2012.)

Resulta grave que se busque consolidar y profundizar por medio de “asesorías externas”  el modelo de Seguridad Nacional colombiano en nuestro país, ya que este ha demostrado su amplio fracaso dentro del llamado Plan Colombia al suponer brindar seguridad a la población, por el contrario, ha sido un modelo que criminaliza, desaparece, ejecuta extrajudicialmente, que crea falsos positivos para justificar resultados inexistentes, que construye fosas comunes, es un modelo de Estado de guerra, violencia y sangre que se comenzó a aplicar en México desde hace algunos años en lugares como Ciudad Juárez y que se profundiza con la llamada Iniciativa Mérida o Plan México, con las consecuencias devastadoras para el pueblo que ya conocemos.

Desde 2009, el entonces gobernador del Estado de Chihuahua,  José Reyes Baeza Terrazas, anunciaba la estrecha cooperación del gobierno Colombiano en materia de seguridad y emprendía constantes viajes al país sudamericano, del mismo modo, Álvaro Uribe Vélez responsable confeso de la masacre de Sucumbíos y en aquel momento presidente de Colombia ha realizado constantes visitas a nuestro país incluyendo el Estado de Chihuahua. A partir de 2010, con el arribo a la gubernatura de Chihuahua de César Duarte, quien por cierto acompañaba a Terrazas en sus giras por Colombia, anuncia la estrecha colaboración de Uribe Vélez en su gobierno en el tema de seguridad, y recientemente en septiembre de 2012, agradece a Naranjo Trujillo su apoyo en el mismo tema.

La injerencia de Estado colombiano en México resulta ser un tema más grave y de larga data, sobretodo, por los entrenamientos que imparten militares colombianos en nuestro país, en enero de 2012 el diario Washintong Post reconoció que alrededor de 7 mil policías mexicanos han sido entrenados por militares colombianos, también son conocidos los adiestramientos de grupos de elite de la Policía Federal y Ejército mexicano en territorio colombiano.

Desde hace más de cuatro años hemos denunciado ante todos los espacios posibles la preocupante cercanía de funcionarios y ex funcionarios colombianos responsables de crímenes de lesa humanidad y de delitos cometidos contra nuestros hijos, hemos denunciado las visitas a México impunes de Álvaro Uribe Vélez (ex presidente de Colombia), de Juan Manuel Santos (actual presidente de Colombia) y de Óscar Naranjo Trujillo (ex director de la Policía Nacional de Colombia). Han sido declaradas personas non gratas, pero también, hemos exigido sin respuesta alguna de parte de las autoridades mexicanas, se proceda conforme a derecho, que de cause a la demanda judicial que interpusimos ante la PGR en noviembre de 2008 contra los principales responsables de homicidio y delitos cometidos contra nuestros hijos, hemos reclamado sean detenidos y procesados ante su responsabilidad confesa en la masacre de Sucumbíos.

Desmentimos a su vez, las recientes declaraciones vertidas por Naranjo Trujillo al decir que existe una campaña de desprestigio en su contra en México, y que ésta es articulada por grupos de narcotraficantes y/o delincuenciales, nosotros sostenemos con pruebas que Naranjo es responsable directo del asesinato de nuestros hijos al ser parte de la cadena de mando que ejecutó la Operación Fénix el 1 de marzo de 2008, su responsabilidad es directa, por ello se encuentra demandado en Ecuador y existe una orden de captura girada por el juez tercero de la provincia de Sucumbíos por el asesinato de 25 personas, de las cuales, una era un civil de nacionalidad ecuatoriana y cuatro eran civiles mexicanos.

Por ello es que hoy damos a conocer el inicio de una campaña de recolección de firmas para evitar que la impunidad siga imperando en nuestro país, para evitar el arribo de Óscar Naranjo en temas internos que sólo competen a los mexicanos y donde no debe existir la injerencia de extranjeros, asimismo, insistir en que se proceda legalmente contra uno de los responsables del asesinato de nuestros hijos, de la persecución de Lucía Morett, pero también, de diversos crímenes de lesa humanidad contra el pueblo colombiano y que no queremos que se sigan enseñando en México, no queremos la asesoría de guerra, violencia y sangre de Naranjo Trujillo.

¡BASTA DE IMPUNIDAD, JUSTICIA PARA LAS VICTIMAS DE SUCUMBIOS!
¡FUERA OSCAR NARANJO TRUJILLO DE MEXICO!

México, D.F., a 12 de octubre de 2012.


****************************************************************