domingo, 2 de septiembre de 2012

Bienvenida la palabra...

CRÓNICA DE LA DESMEMORIA Y SU RECUPERACIÓN
(Disculpa otorgada por las autoridades de UPIICSA)

Querido diario….¡hey! …no pues eso me pasa por ver la televisión. Va entonces la otra crónica…

Corría el 15 de agosto del 2012 y como en años anteriores por estas fechas, nos dirigíamos al plantel de la Unidad Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas, UPIICSA del IPN, enclavado allá por el eje cuatro en Iztacalco. La invitación provenía del colectivo Cretzalcoatl, grupo de jóvenes estudiantes de ese centro educativo, que en su búsqueda por aportar algo más al solo conocimiento institucional van construyendo sus propias formas de enriquecimiento intelectual. Una de esas maneras, es no permitir que la apabullante manipulación informativa de los medios masivos de comunicación desvirtúen el quehacer científico, académico, social y político de uno de sus egresados, Soren Ulises Avilés Ángeles,  alumno de excelencia per se, maestro preocupado en la adquisición de mayores conocimientos y experiencias que permitieran ofrecer a sus alumnos una visión más clara de nuestro mundo, vamos pues, sembrar las semillas y cuidarlas, brindar la oportunidad de obtener un pensamiento libre, más allá de preceptos programáticos.

Esas eran las preocupaciones de Soren, y a ellas sumados hoy los jóvenes politécnicos, razones más que suficientes para convocarnos año con año. Y bien, ahí estábamos, al amparo de Cretzalcoatl, la Asamblea Permanente y los incipientes pero no menos entusiastas #yosoy132UPIICSA, para recordar las inquietudes que hoy mueven las conciencias de nuestros jóvenes y mantener viva la memoria de nuestras luchas, pero además, con un ingrediente adicional (un “plus” dirían los huevones del lenguaje); “un libro”, por fin, después de muchos esfuerzos veía la luz el documento de investigación histórica que narra los hechos, antecedentes y conclusiones a cuatro años del asesinato de Soren Ulises Avilés Ángeles, Verónica Natalia Velázquez Ramírez, Fernando Franco Delgado y Juan González del Castillo, así como las vicisitudes que hasta la fecha afronta la única sobreviviente mexicana Lucia Andrea Morett Álvarez, testigo de la barbarie ejecutada por el ejército y policía colombianos en territorio del Ecuador el primero de marzo del 2008.

Ubicados en el acceso del edificio de culturales* donde, desde 2010 hemos sido recibidos por los estudiantes, transcurría con toda tranquilidad la presentación del libro “Sucumbíos historia de una infamia” logro co-editorial entre instituciones académicas, organizaciones civiles, editoriales independientes y muchos colaboradores. Como a los treinta minutos de iniciado el evento, hicieron su arribo intempestivo dos funcionarios de la dirección de UPIICSA, que hoy sabemos sus nombres y cargos, pues en ese momento se negaron a proporcionarlos siendo: Jahel Sarahi Rosado Morales, Asesora Jurídica de la Dirección y Emmanuel González Rogel, Secretario de Acuerdo de la misma.

Y bueno, la torre de babel se instala en UPIICSA, -que la asesora va hablar con el director-, -que deme su nombre y su cargo-, -no tengo porque dárselos, es un evento que no tiene permiso de la dirección-; -aquí está el escrito que presentamos a la dirección para informar de nuestras actividades-; -oye aquellos son porros dice un estudiante, ¡grábalos!- y yo, con una sola cámara que no me doy abasto, y se escurren cual vírgenes ante corsarios, pero además un elemento de seguridad con el radio pegadito a la oreja dice: ¿quiere bajar su cámara? -respuesta NO-.
Otra vez el de trajecito y corbata rosa: esperen que regrese la asesora -ahí viene-. Ella: ustedes están haciendo proselitismo y están hablando de un partido, además no pueden comercializar su libro dentro de las instalaciones; respuesta de los estudiantes: usted no está escuchando ni poniendo atención a lo que aquí estamos tratando, estamos presentando un libro donde se habla de un alumno egresado de UPIICSA que fue asesinado en Ecuador y que las autoridades del Poli trataron de esconder su expediente (parece que sus informantes (orejas) (órale paréntesis dentro de paréntesis, a ver si no me sale una ecuación muy complicada)son bastante estúpidos para informar).

Cara de consternación de los funcionario…s ¿y ahora?,… bueno pueden continuar el evento ¿cuánto tiempo necesitan? -más o menos 45 minuto-,  -bueno, cuenten con ellos-, -gracias-,  mañana los invitamos a conversar en la dirección-, -está bien ahí estaremos-.

Se distiende la presión. La presentación concluye y los jóvenes se acercan para adquirir su ejemplar, a costa a lo mejor de sacrificar algunos nutrimentos para el cuerpo a cambio del alimento para la mente y el espíritu que convoca a la humanidad.

Querido diario….otra vez? ¡Que no pues!.

Jueves 23 de agosto, nos presentamos dos de los autores para entregar un escrito de protesta a la dirección de UPIICSA, mal recibidos somos…, usted y usted tienen prohibido el acceso a nuestras instalaciones, nos espetan en la cara…bueno ¿entonces como entregamos el escrito que traemos para la dirección?…esperen... como  dijeron, que de donde vienen…(es demasiado para el guardia más de dos palabras;  se declara incompetente)…ahí viene el del radio pegadito a la oreja: solo puede pasar uno a dejar el escrito….bueno ahí voy… buenas tardes señorita aquí le dejo para el director y el acuse de recibo…donde nos comunicamos con ustedes… por favor a través de los compañeros de las organizaciones estudiantiles… está bien.

Rinng…Rinng…Llamada de las organizaciones estudiantiles de UPIICSA, Profe. Que el lunes 27  los esperan a las doce del día en la dirección de UPIICSA para darles una disculpa, ah! buena noticia por ahí nos vemos.

Lunes 27 de agosto del 2012, hacemos acto de presencia integrantes de la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos, Ecuador, autores del libro, organizaciones estudiantiles, compañeros de generación y familiares directos de Soren (padre y hermano). En una conversación que se prolonga por más de una hora, recibimos la explicación y aceptamos las satisfacciones de la dirección por los hechos del día 15 de agosto, nos sorprende también que uno de los funcionarios que intervinieron el día 15 recobró la memoria y reconoció  que fue de la misma generación de Soren, bueno vale pues en el afán del entendimiento.

Surgen propuestas de los compañeros de generación de Soren para la elaboración de la biografía como un alumno de excelencia y su devenir en los diferentes espacios politécnicos, como innovador en el campo de sistemas desde su administración central, hasta el campo de la docencia, pero respetamos los procedimientos institucionales pues el reconocimiento de los limitantes que tienen las autoridades, obliga a la comunidad estudiantil a promover estas iniciativas ante las instancias correspondientes.

Agradecemos la aceptación por parte de las autoridades politécnicas de UPIICSA de las actividades que las organizaciones estudiantiles vienen realizando en el contexto de sus propios esquemas como colectivos autónomos de pensamiento y por la construcción de sus propias formas y espacios organizativos. Confiamos en la palabra de las autoridades para brindar el acceso y utilización de la infraestructura a las organizaciones estudiantiles.

Finalmente enfatizamos que los acuerdos logrados, no son en ninguna manera con organizaciones ajenas a la propia dinámica de UPIICSA ni pretende ser injerencista, sin embargo, siempre será un referente cuando la reglamentación pretenda lesionar los derechos de los propios estudiantes, ahí estaremos presentes, como elemento activo al lado de nuestros hijos, amigos, hermanos, compañeros y en  contra de las injusticias...

*Lobby le dicen, (otro pinche termino agringado), donde por cierto no hay ni una banquita, pero si mucho, mucho  suelo y una gran cantidad de estudiantes, comiendo, estudiando, meditando, guareciéndose del sol, viviendo pues a donde les dejan, asimismo sucede en las zonas industriales, hoy con los esquemas de buenas prácticas de calidad los obreros son arrojados para consumir sus alimentos a las banquetas, a la calle, ahí precisamente donde se cagan los perros.
Porque entonces pregunto ¿alejamos a nuestro futuro (niños y jóvenes prohibidos en accesar a su tierra, césped o pasto) de la convivencia con la tierra? ¿Será más importante la estética del inmueble ante la convivencia armónica de los seres vivos?

Cuando al abrigo de la parota, el sauce o el laurel surgen los acuerdos, entonces entendemos porque las hojas de los arboles sirven para dar sombra y las hojas de los libros para dar luz y esa sombra no permite que nos deslumbremos y abre el entendimiento con la frescura de la simbiosis que es la vida. Cuan  lúgubre puede ser la catacumba del pensamiento, encerrada en las frías baldosas y cristales del egoísmo que solo pretenden una asepsia visual y ocultan la peste de su verdadero ser.

El Yahuarete
Integrante de la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos.

**********************************************************************