sábado, 14 de agosto de 2010

Actos por la Justicia

PROTESTA CONTRA JUAN MANUEL SANTOS, RESPONSABLE DEL ASESINATO DE NUESTROS HIJOS




Noticia de la protesta del 7 de agosoto de 2010 elaborada y publicada por Tele Sur


PRONUNCIAMIENTO LEÍDO FRENTE A LA EMBAJADA DE COLOMBIA EN MÉXICO EL DÍA 7 DE AGOSTO DE 2010, DÍA DE LA TOMA DE PROTESTA DE JUAN MANUEL SANTOS COMO NUEVO PRESIDENTE DE COLOMBIA

Al pueblo de México, a los organismos de derechos humanos, organizaciones políticas, sociales y culturales.
A los medios de comunicación nacionales y extranjeros.

La Asociación de Padres y Familiares de la Víctimas de Sucumbíos, Ecuador. Los padres, familiares, amigos y compañeros de los cuatro estudiantes mexicanos (Verónica Velázquez Ramírez, Fernando Franco Delgado, Soren Ulises Avilés Ángeles y Juan González Del Castillo) asesinados por el ejército Colombiano en Ecuador, en la provincia de Sucumbíos el 1º de marzo de 2008, los amigos, compañeros y familiares de Lucía Morett, quien sobrevivió a ese ataque y que hoy enfrenta la persecución y el hostigamiento del gobierno títere de Colombia, les hacemos llegar un cordial saludo y nuestro profundo agradecimiento a todos los que en estos dos años y medio nos han apoyado de manera solidaria para luchar por la Justicia y el Castigo a los culpables de esta brutal masacre.

El caso del asesinato, de nuestros hijos, compañeros y amigos, no sólo a nuestros ojos, sino ante los de todo el mundo, quedó como una prueba más, clara y fehaciente del intervencionismo estadounidense en nuestros países latinoamericanos, de la política de guerra, de hambre, de miseria y explotación apoyada por los gobiernos lacayos como el que encabezaba en ese entonces Álvaro Uribe Vélez y que hoy como algo ‘natural’ es relevado por quien se asumió como el orgulloso responsable de la operación militar “Operación Fénix”, donde murieron nuestros hijos, donde quedó gravemente herida Lucía Moret, en donde además se violó gravemente la soberanía de Ecuador, este personaje: Juan Manuel Santos es quien se sentará al frente del palacio de Nariño a partir de este 7 de agosto, continuando la política genocida que mantuvo durante su gobierno Álvaro Uribe Vélez.

Uribe y Santos, homicidas, títeres y esbirros de la política guerrerista del gobierno estadounidense que busca acabar con la idea de una América Latina unida, libre y soberana, que pretende someternos por la vía militar a un nuevo periodo de guerras intestinas entre el propio pueblo, hoy están impunes por los asesinatos y crímenes cometidos contra mexicanos en el extranjero: nuestros hijos, compañeros y amigos.

A más de dos años de la masacre no hay justicia para ellos, ni siquiera se perfila una pequeña luz al final del tormentoso túnel, por el contrario, en nuestro país, el gobierno federal de Felipe Calderón, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, levantó una cortina cómplice para perpetuar su inacción ante dicha atrocidad, en lugar de levantar la más enérgica protesta por este crimen y desarrollar acciones orientadas a proteger a sus connacionales y castigar a los culpables, no protegerlos. En días recientes, ante la visita de Juan Manuel Santos a México, tratamos de levantar una petición para que fuera detenido en tierra mexicana, por los procesos penales que se le siguen en Ecuador, pero sólo recibimos de la PGR argumentos legaloides para garantizar el libre tránsito de este genocida.

Así mismo la Interpol colocó ficha roja de captura inmediata a Lucía Morett en favor de los intereses del gobierno fascista de Uribe, de su sucesor Santos y de la derecha mexicana cómplice, agrupada en el Yunque.

Los encargados de someter al pueblo colombiano a un sostenido periodo de guerras, crímenes, tortura y un sin fin de violaciones a las garantías individuales, están sueltos, esparciendo sus acciones de terror y recomendando su política de seguridad democrática a países con gobiernos títeres como México que no dudan en copiar al pie de la letra.

A partir de este día 7 de agosto, Álvaro Uribe tratará de alcanzar la alcaldía de Bogotá y Santos será el nuevo comandante de la guerra, pero nosotros, con nuestras fuerzas y nuestra esperanza y la solidaridad de todos aquellos que nos han acompañado en este largo camino, estaremos luchando hasta lograr enjuiciarlos y encerrarlos a nombre de nuestros hijos y a nombre de todos a los que han lastimado con su guerra antiterrorista, a nombre de los falsos positivos, de los estudiantes que asesina el ESMAD, de los campesinos cercenados con motosierras por los paramilitares, de los cientos de sindicalistas acribillados y a nombre de un pueblo que al igual que nosotros sueña que las cosas pueden ser distintas.

Frente a esto, reiteramos un llamado de solidaridad para hacerle frente a esta guerra interminable en Colombia. Hacemos abierto y contundente nuestro repudio y condena al nuevo mandato presidencial colombiano, exigimos que Álvaro Uribe Vélez sea llevado a juicio por el asesinato de nuestros hijos y que se investigue y castigue a los responsables entre los que se encuentra Juan Manuel Santos, así como todos los ejecutores de la Operación Fénix en donde fueron asesinados nuestros hijos.

¡Levantemos una gran campaña de solidaridad por la Justicia!
¡Castigo a los responsables de la masacre de Sucumbíos!
¡Cese al hostigamiento y persecución contra Lucía Morett!
¡Por la libre determinación de los pueblos América Latina, por una América Latina Libre y soberana!
¡Contra el imperialismo y la guerra!

ASOCIACIÓN DE PADRES Y FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS DE SUCUMBÍOS, ECUADOR.
********************************************************************************