lunes, 6 de julio de 2009

PRONUNCIAMIENTO DE LA ASOCIACIÓN DE PADRES Y FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS DE SUCUMBÍOS, ECUADOR, ANTE EL ANUNCIO DE INTERPOL DE LIBRAR UNA ORDEN DE CAPTURA EN CONTRA DE LUCÍA MORETT ÁLVAREZ

El viernes 3 de julio de 2009, se cometió un crimen más en contra de las víctimas del caso Sucumbíos. Interpol giró una orden de captura en contra de Lucía Morett por los delitos de: “concierto para delinquir con fines de terrorismo, financiación del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividad terrorista”.
Desde el 1º de marzo de 2008, día en que fueron asesinadas alrededor de 25 personas entre las que se encontraban nuestros cuatro hijos Fernando Franco, Soren Avilés, Verónica Velázquez, Juan González y donde logró salvar su vida Lucía Morett, el Estado colombiano al mando de su presidente Álvaro Uribe Vélez han destinado una gran cantidad de recursos económicos, materiales y humanos para intentar justificar una masacre que no tiene justificación alguna y que por el contrario es un elemento de prueba de los innumerables crímenes de Uribe Vélez y sus cómplices.
Este anunció de Interpol a petición del Estado colombiano, es una respuesta desesperada por parte de Uribe Vélez ante la acción jurídica del fiscal de la unidad de delitos contra la vida en Nueva Loja, capital de Sucumbíos, Ecuador, de girar una orden de prisión preventiva en contra del ex-ministro de la defensa de Colombia Juan Manuel Santos por los crímenes en contra de la vida de 25 personas, además de ser sospechoso de haber coordinado y haber dispuesto el ataque militar del 1º de marzo de 2008.
Aunado a lo anterior, Álvaro Uribe pretende quedar en la total impunidad construyendo falsas acusaciones en contra de nuestros cuatro hijos asesinados y en contra de Lucía. Uribe no ha podido sustentar ninguna de sus acusaciones; no ha podido lograr que los Padres y Familiares estemos avanzando en lograr que sea llevado a juicio por el asesinato de nuestros hijos, por las amenazas y la persecución lanzada en contra de Lucía y de varios ciudadanos mexicanos y extranjeros; Uribe Vélez no ha podido ni podrá lavar sus manos de la sangre de las víctimas de Sucumbíos ni de miles de asesinados, desaparecidos, torturados y amenazados en Colombia, y por los que será juzgado en futuro no muy lejano ante tribunales internacionales.
Reiteramos la inocencia de todos los cargos y difamaciones que se han vertido en contra de Verónica, Juan, Fernando, Soren y de Lucía Morett. Responsabilizamos al Estado colombiano y a su presidente Álvaro Uribe Vélez del asesinato de nuestros cuatro hijos y de las falsas acusaciones vertidas en su contra, asimismo los responsabilizamos por las calumnias, la persecución y acoso del cual ha sido víctima Lucía Morett.
Exigimos que el Estado mexicano defina de una vez su posición con respecto al caso, ya que las omisiones, la falta de atención y apoyo, así como la reiterada negativa por parte de las autoridades mexicanas de defender a sus connacionales, que fueron víctimas de innumerables delitos a manos de un presidente confeso de asesinato, están colocando a Felipe Calderón en el papel de cómplice de estos crímenes.
Les pedimos que estén al tanto de este nuevo intento por criminalizar a Lucía Morett desviando la atención de quienes en verdad son los verdaderos terroristas y culpables, seguiremos informando de la difícil situación que enfrenta nuestra hija, agradecemos todas las muestras de apoyo y solidaridad para con ella y para con nuestra lucha por la justicia y la no impunidad de la masacre de Sucumbíos.

¡BASTA DE PERSECUCIÓN Y ACOSO EN CONTRA DE LUCÍA MORETT!
¡CASTIGO A LOS CULPABLES DE LA MASACRE DE SUCUMBÍOS!

ASOCIACION DE PADRES Y FAMILIARES DE LAS VICTIMAS DE SUCUMBIOS ECUADOR